domingo, 9 de noviembre de 2014

Ortiz, del aullido del lobo al silencio de los corderos

  En la larga noche del HARE sólo la luz cegadora de los flashes podía presagiar las portadas del día después. Nuestro hombre sabía ya que el aullido nocturno del lobo luciría con todo el esplendor mediático que él mismo y sus mentores capitalinos habían previsto con la precisión milimétrica de quien se sabe en poder de la baraja marcada, no en vano el Gran Tahúr del Missisipi gaditano había apadrinado la operación.
   Al día siguiente las tropas populares al mando del general Sanz desembarcarían en la Normandía jandeña a través de la playa de Omaha vejeriega de El Palmar en un despliegue sin parangón en la historia más reciente para establecer su cabeza de playa con el objetivo de salvar al soldado Ortiz, autoprisionero voluntario en las instalaciones del HARE. Conseguido el objetivo, por allí desfiló la plana mayor del ejercito popular convencidos de que el "héroe Ortiz" había prestado el mayor de los servicios a su partido en la lucha permanente por vencer a las fuerzas aliadas de la Junta de Andalucía que a la sazón gobiernan el resto de los ayuntamientos del área de atención del ya famoso Hospital. Pero tanto esfuerzo bélico, tanta energía imaginativa, tanta nocturnidad y alevosía iban a resultar tan inútiles que sólo conducirían a la melancolía, la que sintió el propio Ortiz, cuando se hizo público que el concurso de licitación de las obras llevaba ya días en el BOJA, y la que sintieron los autores intelectuales de la operación, los agentes de la sanidad privada que ansiaban hacerse con el concierto del Hospital y que habían inspirado ese izquierdismo radical al soldado Ortiz en clara connivencia con la cúpula provincial del Partido Popular.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Ortiz, el Sánchez Gordillo de la Janda Litoral y héroe a tiempo parcial

 Cuenta la leyenda que de pequeño  su programa favorito era aquel que empezaba con la canción de " había una vez un circo que alegraba siempre el corazón, con frio o con calor el circo  daba siempre su función", y hay cosas que en la vida te marcan para siempre desde la más tierna niñez aunque sea de una manera inconsciente, y éste,, al que nos vamos a referir, podría ser uno de esos casos o quizás sea tan solo una coincidencia fatal, una conjunción planetaria capaz de sacar a flote el "príncipe valiente" que todos llevamos dentro.
   Lo cierto y verdad es que en los últimos días el fantasma del izquierdismo radical disfrazado de político del PP ha recorrido la Janda Litoral y una parte del interior  como ocurre muy de cuando en cuando con esas borrascas terribles que terminan produciendo inundaciones en nuestros pueblos, aunque en esta ocasión hayan sido más los rayos y los truenos que el efecto devastador de las fuertes lluvias.