sábado, 29 de junio de 2013

Dias de gloria

   Vivimos “dias de gloria” en la política española y a los hechos me remito. Esta misma semana sin ir más lejos hemos asistido al ingreso en prisión de Luis Bárcenas, la crónica de una muerte anunciada, al anuncio del Presidente Griñan de su retirada en el 2016, la confirmación de una obviedad, la convocatoria de unas “primarias express, una especie de sucesión “en diferido”, la enésima subida de impuestos del Ministro Montoro, un impecable ejercicio de “puritanismo fiscal” cercano a la “ley seca”, y el recurso ante el Constitucional de la ley andaluza sobre la vivienda por parte del Gobierno de España, una vez conseguidala la “coartada europea”.
Parece que Luis Bárcenas ha entrado en “procedimiento concursal” y el nerviosismo se ha apoderado de sus asalariados, esos que durante años y años pudieron sobrevivir gracias al prorrateo mágico de los oscuros fondos del Tesorero. Los asalariados de Bárcenas están preocupados, enormemente preocupados, por el hecho de que el antiguo patrono del fondo de reptiles popular sufra algún ataque de ansiedad carcelaria del tipo de aquella que cantaban Los Chichos de “libre, libre quiero ser, quiero ser, quiero ser libre..” y para ello sea capaz de cantar todo el repertorio de los últimos treinta festivales de Eurovisión en versión “popular”. Y mientras el Presidente del Gobierno y del Partido Popular sigue cantando bajo la lluvia que cada vez es menos fina y amenaza con tormenta. Como decía, dias de gloria los que nos esperan de la voz y de la mano del señor Bárcenas, dias gloriosos para Cospedal y Floriano y sus argumentarios de “huida hacia adelante” que alegran nuestras penas cotidianas y hacen que podamos lucir nuestra mejor sonrisa rayando en la carcajada.

domingo, 23 de junio de 2013

Olé Pepote...


Esta mañana mientras leía la entrevista a Pepe Rodriguez de la Borbolla en Diario de Sevilla me acordaba en algunos momentos de aquella canción que popularizaron en 1990 los integrantes del genial grupo sevillano No me pises que llevo chanclas, con Pepe Begines a la cabeza, y que llevaba por título Mi Torero tiene gafas. Porque en torero y de los buenos ha estado nuestro querido Pepote a la hora de enfrentarse a la variada temática de la entrevista, con perdón por la comparación, una corrida de Miura en solitario.

No rehuye en ningún momento los tres tiempos de su vida, un pasado cargado de responsabilidades políticas importantes que deviene en un cóctel de miel e hiel que es capaz de apurar sin inmutarse como si del cáliz de la Ultima Cena se tratara , un presente pletórico de la capacidad analítica de quien vió más de una vez aquella gran película de Mirando hacia atrás sin ira y convirtiendo su experiencia de ferviente taurino en instrumento con el que comparar la realidad política del tiempo que vivimos, y un futuro del que no se siente protagonista más alla de la posibilidad de aconsejar desde la experiencia vivida a quienes deben protagonizarlo, desde la plena conciencia de que los consejos se dan para, en bastantes ocasiones, no tenerlos en cuenta, pero debe ser su particular manera de entender el compromiso político para el tiempo venidero, tiempo que como el presente se adivina también revuelto.

martes, 18 de junio de 2013

Más que ayer pero menos que mañana



Puede que sea consecuencia de este clima cambiante que padecemos que, con el paso continuo de calor a frío y otra vez a calor, estaáreblandeciendo las neuronas de algunos dirigentes significados de la CEOE, incluyendo a su propio presidente. Si no resulta difícil entender que en la semana en la que celebran su Asamblea General se puedan pronunciar tantos disparates y por tanta gente. Resulta realmente patético cuanto menos oir de su director de relaciones laborales, el señor De la Cavada, cuestionar el derecho del trabajador al permiso de cuatro dias por muerte de familiar fuera de su localidad, como si los familiares de los trabajadores, que desgraciadamente van siendo casi menos que los de los parados, fuesen miembros de una raza inmortal a los que hubiera que negar el derecho a la vida eterna, que tal como está la que no es eterna, pudiera resultar la más justa de las aspiraciones humanas. Pero buceando un poco en las aguas procelosas de la trayectoria vital del dirigente empresarial al que nos referimos no tiene que resultar extraño lo que pudiera parecer un desproposito verbal, pero que en realidad no es sino un triste ejercicio de sinceridad y coherencia personal y a las pruebas me remito. Este señor ya fue sancionado a finales de 2010 por la Autoridad Laboral por humillar a sus trabajadores como bien recoge el diario El País en su edición digital de hoy, y es el mismo que planteó en sede parlamentaria un contrato para jovenes sin derechos. Todo ello viene a dibujar un perfil “esclavista” que provocaría la envidia de los grandes latifundistas americanos del algodón de los siglos XVII y XIX si levantaran la cabeza.