domingo, 28 de octubre de 2012

La neutralidad activa, nunca segundos platos fueron buenos

   Hace casi un año una joven amiga me regaló un pequeño libro, en tamaño y texto, pero que para mi ha tenido desde entonces más contenido que el Larousse. El librillo en cuestión tiene un titulo amable, a medio camino entre el mandato y el deseo, "Sé Feliz" (Be Happy) en la lengua nativa de la autora. Y muchos días de mi vida, más de los que yo pensaba en principio, he abierto sus páginas, por cualquiera de ellas, y me he encontrado una especie de mandato vital voluntarista para ese día que comenzaba. Recuerdo algunos de los de esta semana, el jueves abrí por el que decía "deja de ser una víctima" y me dije ya empezamos, vaya recomendación para la víspera del Comité provincial, y quiera que no la idea quedó rondando mis neuronas que se esforzaban por encontrarle una explicación a esas palabras que al tiempo sonaban premonitorias, pero también es verdad que a media tarde la tromba de agua que sufrimos las arrastró pendiente abajo. Pero cual no seria mi sorpresa cuando el mismo viernes, por donde abro, reza lo siguiente "enfréntate a tus miedos", y fue entonces cuando lo que me dio miedo fue pensar que esas páginas se estuvieran poniendo de acuerdo para arrojarme al infierno de la confrontación interna con un objetivo bien distinto al que titula el libro, pero quiera que no, habían conseguido remover mi conciencia dormida durante meses y situarme en una tesitura nada fácil para alguien que como yo ha bebido tanto de las  fuentes de la "neutralidad activa" hasta el punto de sufrir una gastroenteritis política que a punto estuvo de llevarme a la otra orilla de la laguna Estigia del Psoe de Andalucía. Tanto me habían afectado las citas matutinas que esa tarde antes de salir para Jerez donde se celebraba el dichoso Comité, haciéndome trampas al solitario, busqué una cita vespertina y en la penitencia llevé el castigo, "alguna decisión es mejor que ninguna decisión", cerré el libro y me dije, antes de mi particular paso del Rubicón, "alea iacta est", al tiempo que me cambiaba el anillo de mano para no olvidar regalarle otro libro al Chefi.

domingo, 21 de octubre de 2012

Jaque al portavoz, la jugada favorita

   Lo que pienso sobre los últimos acontecimientos vividos en el PSOE de la provincia de Cádiz creo haberlo dejado claro en dos entradas recientes en este mismo blog, Cuando el demonio no vestía de Prada... y Max Esrella y el Psoe de Cádiz , en las que he querido incidir en la gravedad de los hechos para con el trabajo de oposición que los ciudadanos nos encomendaron,  en algunos municipios con más contundencia que en otros bien es verdad, pero oposición al fin y al cabo en la institución que por desgracia se ha convertido de nuevo en un escenario impropio  para este duelo fratricida al que nos hemos visto abocados de manera irreversible y que yo ya presagiaba allá por el ocho de septiembre cuando escribía aquella entrada que titulé La Asamblea de Chiclana y la Ley de Murphy y que al fin se ha mostrado premonitoria muy a mi pesar. Consideraba suficiente lo escrito en estos días para mostrar mi opinión en  este medio de comunicación  privado y personal que es este Blog.

jueves, 18 de octubre de 2012

Max Estrella y el PSOE de Cádiz

  Si Valle-Inclán levantara la cabeza... Ese fue el primer pensamiento que vino a mi mente esta mañana cuando no sin cierto temor, tengo que recocerlo, abria las páginas de Diario de Cádiz, para ser más exactos no tuve ni que abrirlas porque la portada era un día más bien explicita, y de nuevo me enfrentaba a una realidad más cercana al esperpento que a lo que debe ser el discurrir diario de una organización política tan importante y necesaria para la ciudadania en estos momentos como debiera ser nuestro Partido. De nuevo titulares cargados de belicismo fratricida, de nuevo un mensaje de renuncia a nuestras autenticas obligaciones para con esta provincia, de nuevo nuestro partido en la UCI de la solvencia política y de nuevo una tendencia al harakiri político que nos puede conducir de manera segura a la camilla del forense. Y la sociedad observandonos desde el convencimiento de que sufrimos alguna patología ciclíca que no encuentra sus fundamentos en la experiencia científica sino más bien en la miltología clásica siendo el de Sisifo el parámetro más viable para conseguir una explicación "lógica" de este cúmulo de acontecimientos desatinados que estan  ofreciendo esa visión de la realidad que Valle Inclán nos ofreciera de manera magistral  a través de los espejos deformantes del Callejon del Gato de Madrid y que reproducian una imagen distorsionada de las personas que en ellos se miraban exagerando sus defectos y deformandolas de manera grotesca hasta el punto de producir la risa.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Cuando el demonio no vestía de Prada sino de Cabaña

Hay dias en los que a uno no le apetece formar parte del casting de El Silencio de los Corderos, y hoy es uno de esos dias. Y todo viene a cuento de una información que publica Diario de Cádiz en portada en la que titula: Guerra en el PSOE de Cádiz por los cargos de confianza en la Diputación. De ser verdad lo que ahí se cuenta me duele, como socialista me duele profundamente porque no puedo alegrarme de que se esté repitiendo la situacion que yo sufrí.Todo el mundo puede opinar sobre la cuestión pero nadie puede hacerlo desde la experiencia personal de haberla vivido y sufrido como yo, lo siento, es un perverso monopolio del que no puedo ni quiero desprenderme. No voy a entrar en el fondo de la cuestión, si tengo que ser sincero ni me interesa ni me importa, los objetivos de mi tiempo vital son otros, mis preocupaciones se situan en otro escenario distinto del orgánico, mis ocupaciones me llevan por otros caminos, los de fuera, los de la gente de la calle porque cada vez son más los que en ella viven y padecen una existencia miserable.
  Pretender que lo que ocurre en el interior de una organización politica como la nuestra no se conozca fuera de ella es un esfuerzo inútil que sólo nos conduce a la melancolía, nunca ha sido así y me temo que para desgracia nuestra nunca lo será. Ignorar esa premisa genética del socialismo español, andaluz y gaditano, no es sino un ejercicio de voluntarismo altruista propio de las mejores ONGS. Este partido, también en Cádiz, ha tenido siempre y sigue teniendo unos muy cualificados profesionales de la filtración para quienes la llamada del periodista de turno es como un reconstituyente multiorganico que les hace volver a vivir.

domingo, 14 de octubre de 2012

El Ministro Soria o el "Vuelo del Intruder"

Es verdad que el ministro Soria no parece mala persona, salvo cuando el guión del gobierno lo exige es un hombre educado y correcto. Pero también es verdad que los ministros educados y correctos buscan un lugar en la historia y él lo está intentando por activa y por pasiva hasta el punto que en los ámbitos parlamentarios unos le conocen como el Intruder, ese avión que se hizo famoso en la guerra de Vietnam por los bombardeos sobre la ruta Ho Chi Min debido a su capacidad de penetrar con facilidad en territorios ajenos, aunque a Montoro le gustaría usarlo para cerrar el camino a Soria que no es en este caso la famosa cancion de Gabinete Caligari. Otros, en el mismo ámbito, le llaman el Hombre orquesta del  gabinete  Rajoy, que por cierta desafina bastante más que el Caligari. Y en uso de esa vocación de ministro orquesta el señor Soria se ha mostrado un consumado maestro, como las grandes figuras del flamenco, capaz de tocar todos los palos, aunque esa afición suya no esté siendo muy bien entendida en el Tablao de La Moncloa donde últimamente lo que están de moda son las sevillanas rocieras de la ministra Bañez con las que se ha atrevido hasta el propio Presidente Rajoy después de su visita veraniega a Almonte.

sábado, 13 de octubre de 2012

Wertmania, la banda sonora de la marca España

En los últimos tiempos la sociedad española esta asistiendo entre estupefacta y sorprendida a una nueva tendencia social que arrasa en todas las capas sociales y edades. No se trata de música, de deporte, de redes sociales o tendencias culturales, no, se trata nada más y nada menos que de la Wertmania, fenómeno social que se caracteriza por su capacidad de cabrear a tiros y troyanos con sólo abrir la boca el señor ministro de Educación,Cultura y Deporte. Da igual el tema del que  se trate, el doping en el mundo del deporte, la inadmisible subida del IVA cultural, el drástico recorte de las becas, sean Erasmus o sean de las de toda la vida, la nueva ley educativa o el nacionalismo independentista catalán, allí donde hay un charco el señor Wert se mete y si no lo hay es capaz de cantar para que llueva y lo haya.
   En los últimos días hemos conocido una vertiente peligrosa del fenómeno social y no es otra que su vocación evangelizadora. Al grito de Hay que españolizar a los niños catalanes el señor ministro ha iniciado su particular cruzada contra los Almogavares de Artur Mas haciendo honor a aquel principio marxista  de más madera que antaño fuese el grito de guerra en el camarote de los Hermanos Marx. Este señor ministro es como el personaje de las ofertas del Media Markt, se trate de lo que se trate, en cuanto las ve pasar grita aquello de " me la quedo".

miércoles, 10 de octubre de 2012

De Garcia Marquez a Hugo Chavez: que veinte años no es nada

Acabo de regresar de Venezuela donde invitado por el Consejo Nacional Electoral he participado en una delegación de acompañamiento electoral internacional que tenía como objeto estar presente en en el proceso electoral que culminaba el pasado domingo 7 de Octubre. Tuve la oprtunidad en la primera semana del pasado mes de agosto de participar en unas intensas jornadas de conocimiento y verificación del sistema de votación electrónica que se iba a utilizar en estas presidenciales que habían despertado el interés de la comunidad internacional y muy especialmente de la iberoamericana de la que España forma parte desde tiempo inmemorial. Me había llevado a esta doble tarea mi condición de portavoz de Iberoamérica del grupo parlamentario socialista y en verdad tengo que reconocer que ha resultado una experiencia personal y política extraordinaria por cuanto el 7 de octubre era , independientemente del resultado que se pudiera producir en las urnas, una oportunidad histórica para conocer "en vivo y en directo" una realidad que con frecuencia cometemos el error de considerar lejana pero que muy al contrario forma parte e incide en la política internacional y también nacional de nuestro pais, considerarlo de otra manera dejaría sin sentido todo un conjunto de eventos que en este año del Bicentenario de la Pepa están teniendo lugar en la ciudad de Cádiz , capital de la provincia por la que soy diputado, y que en este mismo mes de octubre va a acoger el Foro Parlamentario Iberoamericano y en Noviembre pondrá el broche de oro con la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica.

lunes, 1 de octubre de 2012

En el día de hoy, derrotado y cautivo...

   En el día de hoy, derrotado y cautivo el bloqueo mental al que me había sometido la acción de gobierno y "sus efectos colaterales", vuelvo a escribir, consciente de que ahora más que nunca es necesario hablar porque los tiempos también están mas revueltos que nunca.
   En estos días en los que voluntariamente decidí apartarme del blog han ocurrido muchas cosas, mas de las que a priori pudiera imaginar. En estas dos semanas se cumplió la profecía que anunciaba que Montoro presentaría los Presupuestos Generales del Estado. Está demostrado que es un hombre con una voluntad de hierro y una puntualidad germánica en el cumplimiento de sus amenazas, no importaba que fuese sábado, un día reservado en los últimos tiempos para lamernos las heridas que nos provocan los consejos de ministros de los viernes aunque en esta ocasión, como queriendo jugar al despiste y al descoloque vital de los ciudadanos, el Consejo se celebrara en jueves imbuidos y esperanzados por aquel espíritu que reflejara de manera magistral García Berlanga en su película "Los jueves milagro". Pero nada más alejado de la utópica pretensión del ministro y del gobierno, las cuentas de Montoro pudieran ser las del Gran Capitan ante las exigencias de los españoles. Su presupuesto, fruto de la angustia de quien cumple un mandato a la desesperada, se parece más a aquel clásico del cine americano "Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto".