martes, 18 de septiembre de 2012

Paseo por el amor y la muerte

Paseo por el amor y la muerte

A enemigo que huye, puente de plata, Antonio Sanz dixit

 Eso ha debido pensar Antonio Sanz a tenor de lo manifestado en su entrevista de ayer domingo en Diario de Cádiz cuando se le preguntaba por nuestros enfrentamientos dialécticos del pasado cuando ambos ostentábamos la máxima representación de nuestros partidos en la provincia, aunque pensando en él también podía haber pasado por su mente aquello de "a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga". Nunca se me había podido ocurrir que yo podía ser  "motivante" para un adversario político y mucho menos que me hubiera convertido en un chef de la política. Me van a permitir que reproduzca literalmente esas breves líneas de la entrevista en las que se refiere a mi, sobre todo para evitar malas interpretaciones. Dice el hombre: " y reconozco que motivaba tener enfrente a Cabaña porque sabia ponerle la sal y la pimienta a la vida política. Todo lo decía con mucho sentido del humor aunque también era muy agresivo, pero mostraba esa agresividad con un arte muy grande".

jueves, 6 de septiembre de 2012

La Asamblea de Chiclana y la Ley de Murphy

  Cuando la mañana del sábado catorce de julio terminaba, tomé conciencia de que mi tiempo al frente de la dirección provincial del PSOE en la provincia de Cádiz había terminado, se aprobaba mi gestión y la de la dirección provincial saliente, y tomaba forma definitiva esa sensación de alivio que venia presintiendo en los días previos. Hubo quien incluso me reprochara mis declaraciones previas en las que así lo manifestaba, probablemente gente que nunca tuvo que pasar por lo que yo he pasado en estos doce últimos años, gente  que nunca ha vivido dos años de su vida en caza y captura permanente,  como si del protagonista de  "El fugitivo" se tratara, tal como los he tenido que vivir yo. Puse punto final a una parte de mi vida que tuvo momentos increíblemente maravillosos y algunos otros, los mas recientes, increíblemente insufribles. Pero me marchaba con la satisfacción del deber cumplido incluso en lo que se había convertido en el leiv-motiv de mis más furibundos detractores dentro de la organización, mis discrepancias con la dirección regional del partido surgida del congreso extraordinario de marzo del año 2010. Si algo me ha caracterizado en la vida ha sido un cierto grado de insumisión ante lo que he considerado injusto, he podido llevar o no razón, pero siempre actué conforme a lo que ella me dictaba.